El Giro

El periódico universitario El Giro es un proyecto institucional que hace parte de la materia Sala de Periodismo de la Universidad Autónoma de Occidente, donde los estudiantes son los encargados de investigar y redactar los informes que se incluyen en cada edición. El proyecto está dirigido por Gerardo Quintero, Jefe de Cierre del diario El País. El Giro es un espacio que pretende plantear una mirada periodística distinta respecto a diversos temas sociales, promoviendo entre la comunidad universitaria caleña la reflexión frente a decisiones que afectan su vida cotidiana.

Redes Sociales UAO

Facebook | Twitter | Google +
You tube | Flickr | Instagram

Recoger

Noticias |

Una vía Y tantos Problemas Reviewed by Momizat on . Por: Vaness a Cerón y Alejandro Ortega Sala de Periodismo  El alto número de vehículos que circula por esta importante vía ha hecho que colapse el tránsito en e Por: Vaness a Cerón y Alejandro Ortega Sala de Periodismo  El alto número de vehículos que circula por esta importante vía ha hecho que colapse el tránsito en e Rating: 0
Usted está aquí: Inicio » Ciudad » Una vía Y tantos Problemas
Tamaño texto:

Una vía Y tantos Problemas

Una vía Y tantos Problemas

Por: Vaness a Cerón y Alejandro Ortega

Sala de Periodismo

 El alto número de vehículos que circula por esta importante vía ha hecho que colapse el tránsito en el sur de la capital del Valle. Preocupación por nuevas unidades residenciales y el impacto que tendrán sobre la zona. Servicios públicos, otro problema.

Cali y Jamundí, dos municipios hermanos, están separados tan solo por 17 kilómetros, pero unidos por una serie de problemas que van desde la movilidad, problemas en servicios públicos y la construcción indiscriminada a lo largo del corredor.

Este corto trayecto entre ambos municipios ha sido testigo de cómo, poco a poco, el crecimiento de la población caleña ha vuelto más estrecha la distancia entre ellos. La construcción de urbanizaciones, universidades, centros comerciales y colegios, aunque ha contribuido a generar desarrollo en la zona, también ha traído consigo un desorden urbanístico y vial.

Con la ayuda de expertos, El Giro se ‘montó’ en los problemas de la vía Cali-Jamundí y revela un diagnóstico de lo que está ocurriendo en el corazón que une a la capital del Valle con el sur del país.

Movilidad

nota2Carlos Andrés Escobar, conductor desde hace 16 años de la empresa de buses intermuintermunicipales Transur, advierte lo mucho que les afecta este crecimiento en cuestiones de movilidad. “Este solía ser un recorrido que a uno lo sacaba en 10 minuticos, ahora nos demoramos media hora en atravesarlo”. Sebastián Gómez, estudiante universitario, confirma lo dicho por Escobar: “Al transitar esta vía se hace imposible no notar los serios problemas de movilidad y construcciones que solo la deterioran más”.

Pese a que se llevó a cabo la semaforización de La María, la cual buscaba disminuir el flujo vehicular y evitar más accidentes, esta solución, como parte de muchas que se presentaron a partir del año 2013, solamente ha servido para demorar más el tránsito por esta carretera. Si tenemos en cuenta que en el primer trimestre del año pasado se matricularon más de 32.000 nuevos automóviles y más de 27.000 motos, sin contar con autobuses, y con los vehículos de los municipios aledaños a Cali, (los cuales triplican estas cantidades), que además circulan a diario por la ciudad, se obtiene un complejo panorama de lo que es la movilidad desde la entrada sur por la capital del Valle del Cauca y dentro de esta.

Expertos sostienen que por esta importante vía se movilizan cerca de 180.000 vehículos diarios, a través de solamente dos carriles por sentido. Gonzalo Sánchez, agente de Tránsito de Cali, sostiene que el poco espacio ocasiona que en cualquier momento se pueda presentar congestión vehicular, además de que hay tramos donde es necesario disminuir la velocidad. Son doce los guardas de tránsito que a diario se desplazan por la vía, sin embargo, ellos mismos aceptan que no es suficiente.

Planeación

El ingeniero Hugo Salazar Jaramillo, líder de la Comuna 22 y conocedor de la problemática, explica que “estamos teniendo alrededor de 120.000 personas de población flotante y aproximadamente 100.000 vehículos flotantes, vías para eso no hay”. Y es que no se trata de una zona de fácil acceso. Sobre este sector se encuentran prácticamente todas las universidades de la ciudad y más de 40 colegios. Además de los miles de estudiantes y trabajadores de estas instituciones educativas, hay que tener en cuenta la gran cantidad de personas que trabajan en los lugares de la zona (restaurantes, hostales, estaciones de gasolina, sedes de preparación física, haciendas, entre otros).

De acuerdo con los expertos consultados, en los últimos 15 años Cali comenzó a extenderse hacia el sur ante la falta de tierras en el norte y oeste. De hecho, en estos momentos hay un proyecto para construir un gigantesco centro comercial (Country Mall Outlet) en la vía Cali-Jamundí por parte del Grupo Jaramillo Mora, el cual se dice que contará con más de 359 locales y con una extensión superior a los 128.000 metros cuadrados (en su primera etapa) será el centro comercial más grande del suroccidente.

Una construcción de tal magnitud sin duda traerá para la movilidad más de un inconveniente. “La ciudad se creció y la verdad es que Cali no se planificó para crecer, menos hacia el sur. Esta ciudad tiene 20 kilómetros de largo en la parte urbana y 6 kilómetros de ancho, es una tira, las calles debieron ser trazadas longitudinalmente, más las que atraviesan para ir de oriente- occidente y viceversa, la única calle recta es la Calle 26 y la Simón Bolívar cuando entra”, dice Salazar.

Expertos consultados sostienen que este crecimiento desordenado trae consigo un problema adicional y es que al haber tantas unidades habitacionales se debe buscar la manera de proporcionar servicios públicos a los nuevos residentes, para lo cual no hay red apropiada.

Salazar, exgerente de acueducto de Emcali, señala que “para poder surtir de agua potable todo el sector de la zona de expansión, debe construirse un sistema de rebombeo similar al del Bombeo Nápoles (al pie del Batallón, Carrera 80 con Calle 5ª), que deben pagar los urbanizadores. Hacia la zona sur de la Carrera 127 a lado y lado de la Avenida Cañasgordas, la comunidad se surte de agua de aljibes o pozos de cierta profundidad y la tratan parcialmente. El alcantarillado que tienen va a pozos sépticos o a Plantas de tratamiento de Agua Residual que tienen especialmente los condominios. Igual pasa con las viviendas a lado y lado de la vía Panamericana, en el corredor Cali-Jamundí” .

El periodista Luiyith Melo García, quien ha cubierto por más de 20 años la problemática del sur, advierte que “las Empresas Municipales de Cali son las que prestan estos servicios, cuando Emcali no puede hacerlo debe haber expansión urbana. Los constructores que hacen las urbanizaciones tienen que resolver ese problema del agua, bien sea con pozos profundos o tratar de conectar con el acueducto de Cali, pero eso no aguanta para tanta gente”.

Proyectos viales

img-nota1Para buscarle salidas a estos problemas viales y de planeación de la vía Cali-Jamundí, las administraciones de los dos municipios vecinos han planteado diferentes propuestas que van desde ampliar la Avenida Cañasgordas, la Panamericana, conectar la Circunvalar, hasta prolongar la Avenida Ciudad de Cali, para lo cual se ha hablado de la financiación por medio de peajes, cobro de valorización, o búsqueda de recursos de orden nacional, a través de la bancada parlamentaria.

Una de las más recientes propuestas fue el Par Vial, que modificaba el sentido de las dos vías del sector: la Avenida Cañasgordas y la Panamericana. Sin embargo, la medida fracasó luego de que después del receso estudiantil de una semana, los chicos de los colegios volvieron y ambas vías se colapsaron. “El par vial implementado por la Secretaría de Transito fue un paliativo, un tratamiento de emergencia, como para tratar de darle salida a la saturación de vehículos, no era una solución de fondo ni a largo plazo”, enfatizó Melo.

El secretario de Tránsito de Cali, Alberto Hadad, acepta que pese a todos estos cambios, si la comunidad no ayuda, será muy difícil descongestionar este sector. “Los caleños no quieren compartir el carro. Universidades y colegios no quieren flexibilizar horarios, la cantidad de carros supera cualquier medida. No hay colaboración”.

Otros proyectos de más fondo se inclinan por desarrollar obras bajo la modalidad APP (Asociación Pública – Privada), donde conocedores de estos temas como Juan Carlos Guevara, gerente de Iniciativas Privadas Públicas de Sainc, plantean propuestas como la ampliación de una tercera calzada por cada sentido de las vías Panamericana y Cañasgordas.

Sin embargo, para el ingeniero Salazar esas propuestas no satisfacen las necesidades de la vía. “Aquí pueden hacer todas las vías que quieran a la redonda, circuitos, pero esa no es la solución de la parte masiva, la solución está en el espacio de la vía férrea, ese debió ser el transporte masivo de Cali. Si Cali reconsidera las cosas debe hacer que esa línea férrea o que en ese espacio se pueda tener perfectamente un transporte Cali-Jamundí- Yumbo sin ningún inconveniente, con facilidad de transporte y rapidez”.

La salida a estos problemas viales y de planeación de la vía Cali-Jamundí no se ven fáciles ni a corto plazo. Así lo ratifica Hugo Salazar, también presidente de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Acodal, quien enfatiza que “la ciudad está escasa de sus soluciones y planificación. No hay un Plan de Servicios Públicos definido por Planeación Municipal. Las empresas de servicio público, sean públicas, mixtas o privadas, tienen una capacidad para prestar sus servicios en su área, que puede o no coincidir con el área del perímetro urbano. Esa área Cali-Jamundí, está por fuera del perímetro urbano”.

Lo cierto es que para los expertos lo mejor es que, por el momento, tanto los habitantes de Cali como los de Jamundí se nutran de mucha paciencia y tolerancia porque las salidas no se ven a corto plazo.

Comentar

Universidad Autónoma de Occidente - COPYRIGHT ©. All rights reserved. Cali - Colombia 2015

Scroll to top