El Giro

El periódico universitario El Giro es un proyecto institucional que hace parte de la materia Sala de Periodismo de la Universidad Autónoma de Occidente, donde los estudiantes son los encargados de investigar y redactar los informes que se incluyen en cada edición. El proyecto está dirigido por Gerardo Quintero, Jefe de Cierre del diario El País. El Giro es un espacio que pretende plantear una mirada periodística distinta respecto a diversos temas sociales, promoviendo entre la comunidad universitaria caleña la reflexión frente a decisiones que afectan su vida cotidiana.

Redes Sociales UAO

Facebook | Twitter | Google +
You tube | Flickr | Instagram

Recoger

Noticias |

Una cocina muy ‘inclusive’ Reviewed by Momizat on . POR: CATALINA GARCÉS Y ANA MARÍA FIGUEREDO SALA DE PERIODISMO Se habla de paz, de diálogos y en medio de todo lo que puede involucrar llegar a un acuerdo, se ha POR: CATALINA GARCÉS Y ANA MARÍA FIGUEREDO SALA DE PERIODISMO Se habla de paz, de diálogos y en medio de todo lo que puede involucrar llegar a un acuerdo, se ha Rating: 0
Usted está aquí: Inicio » fila B 3 » Una cocina muy ‘inclusive’
Tamaño texto:

Una cocina muy ‘inclusive’

Una cocina muy ‘inclusive’

POR: CATALINA GARCÉS
Y ANA MARÍA FIGUEREDO

SALA DE PERIODISMO

Se habla de paz, de diálogos y en medio de todo lo que puede involucrar llegar a un acuerdo, se habla también de resocia­lización, una acción que va más allá de la mesa de negociación o de cualquier otra mesa, va hacia la cocina o al menos así lo ha planteado desde hace más de 6 años el proyecto ‘Cocina Para Todos’.

Para algunos la gastro­nomía se ha converti­do en una manifesta­ción artística, otros la conciben como una forma de cultura y para la mayoría es un quehacer diario. Pero para Jainer Grisales, coordinador de Cocina Para todos, este es un estilo de vida para aspirar a un mejor futuro.

cocina4

Jainer Grisales, publicista y chef.

Empezó a cocinar a los 14 años como parte de un castigo impuesto por su mamá, pero le­jos de hacerle un mal, lo llevó a descubrir su verdadera pasión: la cocina, que comparte con cerca de 150 estudiantes que se gradúan anualmente en el pro­yecto que lidera.

Publicista de profesión y chef por vocación, Jainer Grisa­les llegó a Cali convocado por Vicky Acosta -chef y empresa­ria del restaurante Platillos Voladores- para formar parte de una iniciativa que nació en el Distrito de Aguablanca, al oriente de Cali, y que en con­junto con la Fundación Gases de Occidente y el Centro de Capacitación Don Bosco, busca brindar herramientas para que esta población ingrese al mer­cado laboral en el sector res­taurantero.

“Se comenzó con un grupo de 25 personas, después fue creciendo y se dio el auge del proyecto. Ahora abarca barrios de todas las zonas de Cali y algunas veredas que están en riesgo de vulnerabilidad, per­sonas desvinculadas, desmovi­lizadas y reinsertadas”, explica Grisales.

Pero, ¿cómo la cocina se pue­de convertir en un escenario de resocialización? Si bien, por cada chef en Colombia se necesitan entre cinco y seis asistentes de cocina, en Cocina Para Todos se imparten sabe­res técnicos que no solo preten­den responder a la demanda del sector, sino formar desde la prevención y el carisma sale­siano buenos cristianos y hon­rados ciudadanos.

“Para educar a nuestros es­tudiantes tenemos un equipo psicosocial y un equipo hu­manístico de salesianos que aportan al desarrollo de sus proyectos de vida”, expone el coordinador del proyecto cuyo pénsum académico está consti­tuido por 1.750 horas de forma­ción contenidas en 35 créditos académicos incluyendo asig­naturas como ética, control de inventarios y gestión empresa­rial.

cocina2La vida suele dar segundas oportunidades, y con proyectos como este se logra que las per­sonas aparten de su camino los malos pasos y fijen su mirada a las habilidades culinarias que habían permanecido ocultas y con las que pueden lograr un sustento económico, pues como señala Grisales “con la cocina se nace porque es un don”

Desde la experiencia de un publicista que ahora es alta­mente reconocido pero por su arte culinario, las historias que se reúnen en estas zonas son casi siempre las que im­pulsan a las personas a valorar el aprendizaje que en clase ob­tienen, y a cocinar desde una perspectiva diferente que les ayuda a superar experiencias del pasado y confiar en el fu­turo que les brinda una educa­ción integral.

Sin embargo, no todos los sabores son dulces al liderar un proyecto de este tipo en un contexto tan marcado por vio­lencia urbana, la delincuencia juvenil y la escasez de recursos monetarios. El chef se conmue­ve al recordar cómo una estu­diante le dijo un día: “Profe no puedo volver porque yo me estoy gastando tres mil pesos diarios en pasajes que pueden significar la alimentación de mis hijos.” Pero en ello, Grisa­les ve una oportunidad de con­frontarse con la vida y apren­der que en la cocina no se debe malgastar.

Una receta para la inclusión

La cocina no excluye a nadie, por ello hace poco más de un año se creó ‘Cocina Para To­dos: Etnias’, un proyecto que en asociación con la Agencia de los Estados Unidos para el De­sarrollo Internacional, USAID, desarrolla talleres especiales para integrantes de la comu­nidad indígena y afrodescen­diente, que buscan preservar los sabores tradicionales de su cultura, y “brindar a personas de comunidades minoritarias una oportunidad de mejorar su calidad de vida a través de la cocina”.

“El poder sentarse con una persona que te cuente que investigó con su abuela, pro­veniente de un caserío en el Pacífico al que sólo se llega en lancha, una sopa de mil pesos y quiero compartirla, es algo que aporta y enriquece”, ex­plica Grisales, quien además cree que “si uno desperdicia y es mezquino con la cocina, la cocina lo será con uno y por ahí entra la ruina”.

Pero para coger la sartén por el mango, los procesos de re­socialización, según Grisales, deben tener una filosofía: “Las cosas no se dan de gratis. No regalemos, ¡demos oportunida­des!”.

COCINANDO IDEAS

“Con la cocina se nace porque es un don”

“Con la cocina se nace porque es un don”

El chef Jainer Grisales junto a otros cincuenta colegas está adelantando una propuesta para fortalecer la marca país desde su riqueza gastronómica.

Según el chef, los países en el exterior están mirando lo que sucede en la cocina colombiana, y muchas ve­ces estamos tan acostumbrados a nuestros productos que no sentimos la necesidad de llevarlos a otro nivel.

Con el proyecto se busca unir esfuerzos para que los colombianos se apropien de sus productos y los pue­dan explotar fuera del país.

“Se trata de retomar nuestros productos, fortalecer el agro, resaltar los productos campesinos y pagar lo justo por su trabajo para que no nos de pena servir y ofrecer nuestra cocina.”, añade, Grisales.

Comentar

Universidad Autónoma de Occidente - COPYRIGHT ©. All rights reserved. Cali - Colombia 2015

Scroll to top