El Giro

El periódico universitario El Giro es un proyecto institucional que hace parte de la materia Sala de Periodismo de la Universidad Autónoma de Occidente, donde los estudiantes son los encargados de investigar y redactar los informes que se incluyen en cada edición. El proyecto está dirigido por Gerardo Quintero, Jefe de Cierre del diario El País. El Giro es un espacio que pretende plantear una mirada periodística distinta respecto a diversos temas sociales, promoviendo entre la comunidad universitaria caleña la reflexión frente a decisiones que afectan su vida cotidiana.

Redes Sociales UAO

Facebook | Twitter | Google +
You tube | Flickr | Instagram

Recoger

Noticias |

Ser verde, un estilo de vida Reviewed by Momizat on . POR: MELISSA HINESTROSA, KAREN MARTÍNEZ Y ANA MARÍA POSSO SALA DE PERIODISMO Los vegetarianos lacto- ovo son aquellas personas que no consumen ni carnes, ni pes POR: MELISSA HINESTROSA, KAREN MARTÍNEZ Y ANA MARÍA POSSO SALA DE PERIODISMO Los vegetarianos lacto- ovo son aquellas personas que no consumen ni carnes, ni pes Rating: 0
Usted está aquí: Inicio » fila B 2 » Ser verde, un estilo de vida
Tamaño texto:

Ser verde, un estilo de vida

Ser verde, un estilo de vida

POR: MELISSA HINESTROSA, KAREN
MARTÍNEZ Y ANA MARÍA POSSO

SALA DE PERIODISMO

Los vegetarianos lacto- ovo son aquellas personas que no consumen ni carnes, ni pescados, pero que incluyen en su dieta productos derivados de los animales como la leche y los huevos. En el planeta, un tercio de la población mundial es vegano, teniendo en cuenta que la mitad mas uno, son carnívoros.

Después de ver un co­mercial que mostraba en una misma imagen a un elefante y a una vaca, y resaltaba “a unos los amas y a otros los matas”, Karol Vega, de 24 años, arquitecta del Dagma en Cali, decidió cambiar su estilo de vida de una mane­ra trascendental. Una profunda reflexión la llevó a darse cuenta que no tenían que morir seres vivos para ella poder alimen­tarse, por eso decidió ser vege­tariana, tras varios meses de tener pesadillas en la que so­ñaba que se comía a su perro, llegando al punto límite, según lo relata ella, de no poder comer tranquila porque los alimentos, especialmente la proteína ani­mal, solo le olían y le sabían a sangre.

Los vegetarianos y los vega­nos, tienen un mismo estilo de vida, pero también se diferen­cian. Estas personas decidieron eliminar de su dieta la carne de los animales por razones de sa­lud o por convicciones morales. Estos a su vez, se clasifican de­pendiendo de los alimentos que incluyan o no a su dieta.

El Vegetariano lacto es el que excluye todos los productos de­rivados de los animales, excep­to los que contienen leche. Por ultimo, los semi-vegetarianos, son los menos estrictos ya que consumen productos vegetales, lácteos, huevos, aves y pescado.

Por otra parte, los conocidos como veganos o vegetarianos puros son aquellos individuos de doctrinas más radicales que deciden eliminar tanto de su alimentación como de su vida, productos animales como la carne y sus derivados, al igual que el uso de ropa o calzado de cuero o lana, incluso productos que sean testeados en animales también son excluidos de su es­tilo de vida que está regido por el amor, el respeto y la igualdad por los seres vivos.

Según Elkin Barrera, vega­no bajo la concepción adventis­ta, son muchos los jóvenes que están entrando en esta era de alimentación saludable. “Real­mente ha crecido mucho la po­blación que practica este tipo de vida, aunque uno todavía ve adultos, pero en el joven prima bastante, y a pesar de que no es fácil cambiar unos hábitos que vienen de generaciones atrás, los jóvenes están tomando esa iniciativa de querer tener una alimentación diferente y eso es importante’’.

La demanda por este tipo de alternativas alimenticias au­menta no solo por personas que practican este estilo de vida, sino también, por aquellos cu­riosos que indagan sobre opcio­nes en sabores que proporcio­nen sensaciones agradables a su paladar.

Justamente por esta necesi­dad se crean posibilidades como ‘Veganos Burguer’, el único res­taurante absolutamente vegano de la ciudad, según su propieta­rio Elkin Barrera, el cual ofrece variedad de almuerzos y comi­das rápidas, donde sus produc­tos estrellas son carve, gluten, aceite de soya y ajonjolí, verdu­ras, frutas y legumbres sabo­rizadas al natural con hierbas como tomillo, orégano, albahaca y laurel, entre otros.

¿Moda o estilo de vida?

Pero, ¿cómo determinar si esta práctica o estilo de vida se establece por moda o defini­tivamente se ha convertido en una tendencia? El Giro consultó a una experta e investigó con portales en internet y dueños de restaurantes vegetarianos y veganos, quienes dieron sus argumentos.

La aparición de vegetales que no son muy conocidos en nuestra región se convierte en un elemento adicional para probar el menú vegetariano.

La aparición de vegetales que no son muy conocidos en nuestra región se convierte en un elemento adicional para probar el menú vegetariano.

La socióloga egresada de la Universidad del Valle, Mariana Hernández Nivia, explica que “estas prácticas se establecen bajo un modelo de vida que ini­cia como una moda, la cual está enfocada desde la espiritualidad como por un componente del in­dividuo. Y es a través de estas relaciones que se sobrepone el aspecto espiritual para lograr desvirtuar de las sociedades el materialismo y los elementos netos del capitalismo.”

Asimismo, afirmó que “bajo esa lógica se puede decir que el vegetarianismo y el vega­nismo inician como una moda, en la medida que más personas se adhieren a un ele­mento de la sub­jetividad de las personas. Siendo así, y evidencián­dose los cambios socio-culturales, la proyección de estas prácticas a tendencia, au­menta.”

Basándose en la oferta de este tipo de restauran­tes en Cali durante los últimos diez años, el propietario de Ve­ganos Burguer declara que hacia el 2005 había cerca de diez restaurantes específicamente vegetarianos. Ahora y por medio de portales en internet y Facebook, donde la mayoría de restaurantes se encuentran inscritos, se puede encontrar una lista de 20 lu­gares de este tipo, localizados principalmente en el norte y sur de Cali.

Por ultimo, la Unión Vegeta­riana Alemana prevé que el nú­mero de vegetarianos aumenta un 10% cada año. Esto se evi­dencia desde el punto de vista empresarial, en el aumento de productos alternativos a la car­ne, y también en la cantidad de socios de la Unión Vegetariana.

De tal forma que los consul­tados se atreven a considerar que en Cali esta tendencia está ganando cada vez más adeptos, especialmente entre la pobla­ción joven.

Según un articulo oficial publicado por la ONU (Organización de Naciones Unidas), algunas de las ventajas de llevar una vida vegetariana y/o vegana son:

  1. Un Corazón Sano, las comidas vegetarianas son bajas en grasas saturadas y generalmente contienen poco o ningún colesterol, ya que este se encuentra solo en productos de origen animal como las carnes, los produc­tos lácteos y los huevos, los veganos consumen una dieta libre de colesterol.
  2. Presión Sanguínea Más Baja, ya que se reduce el con­tenido en sodio proporcionado por la carne, llegando al punto que los pacientes pueden evitar la medicación.
  3. Control de la Diabetes. Los más recientes estudios sobre la diabetes muestran que una dieta rica en carbo­hidratos complejos (que se encuentran solo en alimentos vegetales) y baja en grasas es la mejor prescripción dietética para controlar la diabetes.

Ojo al cambio

verde3De igual manera, todo cambio en las prácticas alimenticias habituales genera consecuen­cias que también pueden llegar a ser negativas sino se realizan con el debido proceso. Por ello algunas desventajas de llevar este estilo de vida, según la nu­tricionista de la Clínica Im­banaco, Sandra Patricia Alfaro, son carencia de hierro, calcio y vitaminas D y B12.

Asimismo, la absorción de es­tos nutrientes esenciales baja de 80% o 90% a un 30% y 40%. Así las cosas, ella manifiesta que es clave tener una alimen­tación CESA, es decir completa, equilibrada, suficiente y ade­cuada, para evitar un desequi­librio cuando se deja de comer carne.

Universidad Autónoma de Occidente - COPYRIGHT ©. All rights reserved. Cali - Colombia 2015

Scroll to top