Follow us on Social Media
Image Alt

Humberto de la Calle, el candidato de la paz, presente en la UAO

Humberto de la Calle, el candidato de la paz, presente en la UAO

Humberto de la Calle, durante su visita en la Autónoma.

Por María Camila Renteria / Reportera de El Giro 

 

Humberto de la Calle, candidato presidencial del partido liberal, visitó la Universidad Autónoma de Occidente (UAO) en ‘Café por la Democracia’, un espacio para el debate donde se da paso a la participación y opinión crítica de la ciudadanía.

Este evento, organizado por los grupos estudiantiles Semilla Política y Gescom,  de la UAO propende el respeto y manifestación de las ideas.

¿Quién es Humberto de la Calle?

Humberto de la Calle es abogado, político y diplomático colombiano,  doctor en Derecho con experiencia en políticas y asuntos públicos, derecho constitucional y administrativo. Fue Magistrado de la Corte Suprema de Justicia,  Ministro de Gobierno durante el Gobierno de César Gaviria. Fue vicepresidente de la República durante el mandato de Ernesto Samper, Ministro del Interior en el Gobierno de Andrés Pastrana, Embajador ante la OEA y hoy, candidato presidencial.

Sin embargo, por lo que más se le reconoce  es por  haber sido Jefe del equipo negociador en la Habana del Gobierno de Juan Manuel Santos en los diálogos de paz con las Farc hasta la culminación de los acuerdos firmados en Bogotá.

Su visita a la UAO

Durante la jornada se abordaron algunas de las propuestas del candidato en su camino a la Presidencia de la República, las cuales están  sustentadas en dos ejes centrales: los jóvenes y el camino hacia la paz.

“Un país donde quepamos todos” es lo que pretende Humberto de la Calle, quien plantea que la necesidad actual de Colombia es llegar a ser un “país sereno”, además de conseguir a partir de la  discusión respetuosa, la democracia y la solidaridad.

En su discurso, de la Calle también habló de la influencia en las redes sociales, de las cuales asegura han acabado con la reflexión y por el contrario invitan a la polarización del país.

Afirma que la violencia es un hecho que trasciende de los grupos armados y por ende erradicarla sería uno de sus principales objetivos si alcanzara la presidencia. Además, plantea que la inequidad también es un hecho preocupante en nuestro país.

¿La educación, la salvación?

Para superar el reto de la inequidad, de la Calle sostiene que la educación superior es una de las problemáticas más relevantes en la actualidad del país,  ya que el 50% de los jóvenes  no ingresa a la universidad, por lo tanto, plantea la propuesta: ‘Universidad para Todos’. Pero ¿cómo conseguir este objetivo?: el candidato asegura que  la tecnología jugaría un papel fundamental en este reto porque permite llegar a las regiones más apartadas.

“Invertir en educación es como tener una guayabita que alimenta dos pajaritos”, ya que permite un mejoramiento a nivel social,  productividad y competitividad. Además, dice que es necesario superar el escenario pesimista del problema fiscal e invertir los presupuestos en la Educación.

De la Calle afirma que esta propuesta es posible y que se realizaría por medio de becas completas que incluirían manutención para los estudiantes.

Según el candidato,  Icetex se ha convertido en un reto financiero imposible de asumir para los jóvenes, por lo cual es necesario cambiarlo por un proceso más sensible y humano. Su proyecto incluiría la transformación de programas de becas con el fin de evitar el marchitamiento de la universidad pública. En el caso de ‘Ser Pilo Paga’, el político sostiene que implica costos muy altos y requiere transformaciones. Los proyectos educativos que se mantendría, en caso de ser elegido, serían los enfocados en las víctimas, las comunidades indígenas y  las afrocolombianas.

Por otro lado, en el caso de los colegios el político busca implementar una jornada única, esto para prevenir que los niños y jóvenes tengan un acercamiento con el microtráfico. De la Calle plantea que es importante que los jóvenes formen tejido social y por esta razón propone centros de participación ciudadana, humana y equitativa, los cuales llamaría: ‘Programa Parche’.

En esta propuesta, de la Calle propone un suplemento salarial para los mejores docentes, quienes serían trasladados a la periferia para generar un equilibrio en el nivel de la educación. En cuanto al SENA, siendo una institución tan importante para la educación de los jóvenes no se debe permitir que sea entregada al clientelismo.

Humberto de la Calle, candidato presidencial.

El empleo

Otra de las problemáticas en la que  más centra el candidato es el alto índice de desempleo en los jóvenes, por esto expone como propuesta la eliminación del servicio militar obligatorio para reemplazarlo por el servicio social obligatorio remunerado.  

La ciudadanía

El candidato afirma que en la sociedad colombiana vivimos en medio de la insolidaridad, creada por el individualismo y la segmentación de la violencia, ya que muchas veces solo nos preocupamos por los nuestros. Por esta razón, de la Calle  considera necesario un  nuevo punto de encuentro  para transformar esta sociedad fragmentada y  polarizada por algo que llama “Miopía Espiritual”.

Pretende llevar a cabo una política de transformación social sin llegar a los extremos y ayudando primero a los pobres. Considera que es importante manejar el presupuesto teniendo en cuenta las prioridades y afirma que esto requiere una reforma tributaria integral, basada en cuatro pilares: rebajar tarifas de tributación a empresas para evitar que algunas de ellas lleguen a la quiebra; evitar exenciones improductivas e implementar tarifas progresivas para los más ricos; vigilar la evasión de impuestos y el clientelismo (en el caso de los contratos por prestación de servicios de 3 a 6 meses relacionados con sistemas políticos) y por último, proporcionar incentivos tributarios en zonas afectadas.

La paz de Humberto de la Calle

En el caso de la paz, de la Calle sostiene que está en marcha y aún falta camino por recorrer pero lo satisface saber que las vidas de algunas personas han cambiado gracias a los acuerdos, brindándoles más oportunidades y generado esperanza.

Sobre la base del cumplimiento de los acuerdos de paz,  resalta la importancia de reflexionar  sobre la controversia, de decir la verdad,  de democratizar la exposición de las  ideas y trabajar por ellas.

“Veo negra la posibilidad de diálogos con el ELN”, afirmó el candidato presidencial, quien sostiene que la estructura de este grupo armado es muy diferente a la de las Farc,  ya que  tiene más presencia en el país, la toma de decisiones a nivel interno es compleja, y plantea que no deben sentarse a dialogar con ellos mientras no existan unas garantías mínimas como se hizo con las Farc en su momento. Asegura que grupos como el ELN están estructuralmente ligados a la violencia y que participan en la destrucción de líderes.

La salud

Con relación a la salud, él manifiesta que la ampliación del sistema de salud colombiano es teórica, ya que en la práctica no hay soluciones ni citas para los pacientes, todo esto provocado por lo que él nombra “un mal sistema de mermeladas”. Las EPS se han convertido en un sistema de ‘aseguramiento financiero’ desbordado.

Su propuesta para encontrar una solución frente a esto es la medicina preventiva, un método implementado en Reino Unido por medio del cual un médico general familiar tiene el cubrimiento de un grupo humano determinado y se trabaja desde la prevención de las enfermedades. Además, las EPS deberían ser sometidas a vigilancia por parte  de la Superintendencia Financiera y generar así una reestructuración del sistema.

Finalmente, Humberto de la Calle asegura que quiere ser presidente no por un tema de vanidad,  sino porque piensa que tiene algo que ofrecer al país.

Post a Comment

1 + 16 =