Follow us on Social Media
Image Alt

Alerta ante el suicidio en universitarios en Colombia

Alerta ante el suicidio en universitarios en Colombia

«Una semana antes del suicido yo la vi como si estuviese enferma o apagada, ahí sí lo noté. Ella por lo general se mostraba muy enérgica, risas por aquí, risas por acá. Tenía la intención de preguntarle pero ahh, se me olvidó, asumí que quizás se le pasaría”.

Sucedió un fin de semana en el sur de Cali, su familia se encontraba de paseo y Andrea se quedó en casa, buscó la manera de no sentirse sola pero no obtuvo respuesta, la tristeza que la agobiaba cada vez se hizo más intensa, tanto así que decidió buscar en internet formas de quitarse la vida. Fue un domingo, en horas de la tarde, cuando las razones para acabar con todo fueron más fuertes que las ganas de seguir viviendo. Tal vez sus complejos, las diferencias con su madre, los comentarios negativos que sus compañeros hacían de ella, todo fue sumando hasta que el detonante llegó, terminó la relación con su novio y fue eso lo que para Laura, su mejor amiga, “rebosó la copa”.

Las conductas suicidas son en muchas ocasiones las causas de mortalidad en los jóvenes, según Medicina Legal, en Colombia se presentaron aproximadamente

1.396 casos de suicidios en 2018, sin embargo, el tema no es ajeno en los universitarios. El Observatorio de Salud Mental de Cali, da cuenta de 54 casos de suicidio en el año anterior, siendo 26.42% edades entre los 18 y 28 años. Por lo tanto, la identificación de riesgo suicida es un factor determinante para que este tipo de situaciones puedan disminuir en gran medida.

Javier Vélez, psicólogo del área de bienestar universitario de la Universidad Autónoma de Occidente, explica que existen factores que influyen para que los universitarios sean quienes están presentando un alto índice de ideación suicida, no por ser universitarios, sino por los rangos de edades que se manejan, incluso algunos pueden ser adolescentes, a esto se le suma el hecho de que son más propensos a temas como poca tolerancia a la frustración, baja autoestima, problemas afectivos, académicos y familiares, es decir, el suicidio es multifactorial.

Casos recientes de suicidio como los cuatro estudiantes de medicina de la Universidad del Valle que se suicidaron en el año 2017 y otros que quedan en el anonimato han generado preocupación por parte de la comunidad académica y la Secretaría de salud pública de Cali. Empiezan entonces los cuestionamientos sobre cómo las universidades están abordando estas problemáticas.

Para Alberto Cuervo, docente y psicólogo de la Universidad Autónoma de Occidente, el departamento de bienestar universitario es el ente encargado y especializado en brindar el apoyo oportuno que se requiere, puesto que los profesores y demás comunidad universitaria no están capacitados para abordar dicha temática, algunos pueden tener la intención de hablar con el estudiante que presenta señales de alerta, sin embargo, no es lo apropiado debido a que frases como “esos pensamientos los tiene todo el mundo”, “no se preocupe que eso se le va a pasar”, no son el manejo idóneo que debe dársele.

En Colombia el tema del suicidio sigue viéndose como un tabú, es por esto que Nancy Becerra, psicoterapeuta y directora del departamento de proyectos de la fundación Sergio Urrego, indica que es muy poco lo que se ha ahondado en el tema del suicidio. Tanto así que el año pasado el director de Medicina Legal hizo un llamado a las instituciones para que revisaran los patrones que más se presentan, puesto que el suicidio en adolescentes aumentó significativamente entre  el año 2017 y 2018, es decir, se trata de un proceso que apenas se está empezando.

Becerra, considera pertinente que tanto colegios como universidades  deben manejar un protocolo de intervención. En consecuencia con esto, la Secretaría de Salud de Cali ha venido trabajando en un dispositivo de intervención que hasta el momento no ha podido ser aplicado en las instituciones.

Para los departamentos de bienestar universitario de las diferentes universidades, hablar del suicidio abiertamente puede generar un efecto dominó y ocasionar que otros estudiantes se vean incitados a cometer el mismo acto, es por ello que ofrecen programas de consulta psicológica y actividades extracurriculares que generen motivación en los jóvenes, no obstante, para José Malaver, Asesor en salud mental de la Secretaría de salud de cali y profesor de posgrado en Psiquiatría “Las universidades tienen el tabú de no hablar del suicidio y cuando se presenta lo hacen de manera oculta. La idea es que se abra una discusión, que eso se vuelva palabra pública.”

Para Leidy Bastos, Estudiante de noveno semestre de Medicina de la Universidad del Valle, es importante que la comunidad universitaria se entere de los suicidios ocurridos, ya que puede verse como parte del proceso de sanación y aceptación. En febrero del año 2018 un grupo de estudiantes realizaron un mural llamado “En memoria”, en conmemoración a los estudiantes fallecidos y a uno víctima de una bala perdida. La placa al lado del mural deja claro mediante la frase “siempre estaré contigo” que no se puede olvidar a aquellas personas que fueron importantes y que no recibieron una ayuda oportuna que pudiera hacerlos volver a encontrar un camino.

Quienes se encuentran con una idea suicida lo que más necesitan es precisamente ser escuchados, “hablar del suicidio no produce más suicidio, es falso completamente”, argumentó Malaver, quien además considera que hay una necesidad latente de realizar foros dentro de las instituciones donde se escuche al otro y se generen interrogantes frente a esta problemática que sólo se puede entender hablando y enfrentándola cara a cara ya que no hablar del suicidio sí genera más suicidio.

La madre de Andrea era consciente que su hija no se encontraba bien, incluso le enviaba vía email libros para superar el desamor, buscó la forma, pero quizás Andrea se encontraba en lo que Javier Vélez, denomina como “Visión en túnel” estado en el cual la persona se siente incapaz de soportar su propia vida, no ve su realidad, no ve a las personas que son importantes, sólo ve la muerte como única y exclusiva opción ya que ha perdido el sentido de la vida.

Nunca habrá respuesta para todos los interrogantes que surgen luego de un suicidio, tal vez tampoco se conozca con certeza las razones verdaderas, pero lo que sí queda es el vacío en aquellos que eran cercanos a la víctima, quienes como Laura, luego de superar el estado de shock empiezan a buscar a la persona en aquellos pasillos que antes recorrían juntas, o en aquel cabello largo y negro de alguna chica que esté de espaldas, para luego confirmar que ya se ha ido y que sólo el tiempo podrá sanar lo que parece insuperable.

Línea de atención en Cali para prevenir el suicidio: Atención de lunes a domingo de 8:00 a.m a 10:00 p.m.

 

Por Marilin Rivera Velasco y Lizeth Viviana Alcalá Ruíz

Post a Comment

20 − catorce =