Follow us on Social Media
Image Alt

Las balas no apagaron el sueño musical de Billy

Las balas no apagaron el sueño musical de Billy

Un 24 de enero de 2015, a las 9:20 de la noche, Billy Pulido en su motocicleta junto a su compañero DJ ‘Quintana’ estaba a la espera del cambio del semáforo en el barrio Tomás Uribe de Tuluá. 30 segundos para cambio del semáforo fueron suficientes para que Billy fuese abordado por un par de menores de edad en otra motocicleta, quienes le propinaron un tiro que lo harían ver el escenario musical diferente.

El semáforo aun sigue en rojo, de repente en la silenciosa calle sonó el celular. Billy contesta la llamada y sin darse cuenta por su espalda se acercan dos jóvenes, quienes van dispuestos a robar sus pertenencias. El semáforo no cambia, mientras habla enajenado con el organizador de un evento. Atrás toda una escena de película, donde su copiloto forcejeaba para no dejarse robar el maletín. Entonces la resistencia al robo hizo que estos menores alzaran sus armas de fuego y dejaran tirados en la calle a estos músicos.

Billy es un cantante urbano desde hace más de 20 años, su éxito lo tuvo por fuera de su tierra natal, Colombia, pues fue en Panamá, Costa Rica, El Salvador y entre otros países donde creció como artista. En España residió durante 13 años, tiempo en el  hizo parte varios medios de comunicación ejerciendo labores como la locución de radio en las emisoras como Latina Fm y Fiesta Fm,  y en la televisión con un programa musical llamado ‘Vive la Rumba. Su trayectoria ha sido amplia y aún sigue vinculado a lo que lo apasiona: el género urbano, en especial a la salsa choke.

Un tiro en la espalda bastó para perforarle la columna y el pulmón. El sonido ensordecedor dejo los dejó, a su amigo y a él, con graves heridas, las cuales no le dieron la oportunidad de reaccionar ante la repentina y escalofriante escena.

Hoy, Billy sentado en una silla de ruedas, sin ningún tipo de movilidad en sus piernas, dice que ya perdonó. Asegura que aunque la vida le puso este gran obstáculo,  ha sabido  afrontarlo de la mejor manera, recuperando la movilidad de su brazo izquierdo que después del robo había quedado paralizado. 

Su carrera musical sigue en aumento y no hay limitaciones que lo detengan. Su último éxito “Más Más” es constancia de eso, por esa razón espera que sea un éxito musical para esta edición de la Feria de Cali. Pero aparte de esto, Billy está haciendo labores que le llenen el corazón, como el ser el profesor de música en la escuela de su barrio El Poblado.

Junto a la gobernadora Dilian Fransisca Toro, hoy hace parte de las escuelas culturales de paz, la cual se encarga de acercar a los jóvenes de la comuna 13 a la música, y que de esta manera dichos jóvenes se logren alejar de la violencia que viven en su barrio. Billy hace parte de la escuela de su barrio El Poblado, Rodrigo Lloreda Caicedo, en la cual es el profesor de música.

Los martes y los jueves de cada semana se encuentra con estos niños, a quienes llama “Los Babys”. Sus edades oscilan entre los 6 y 12 años, y sus géneros favoritos son la salsa shoke, el rap y el Hip Hop. Santiago, uno de Los Babys dice “he aprendido mucho con las clases y también con Billy sobre el respeto hacia los demás”. Billy se siente muy orgulloso por el trabajo que logra realizar con estos jóvenes, brindándoles su apoyo para que así estos jóvenes puedan alejarse del entorno en el que viven, arrebatándole un joven más a la delincuencia que se vive en la ciudad.

Para estos niños, las escuelas culturales de paz son de gran ayuda para su desarrollo, ya que con esta pueden formarse en este género y poder cambiar un poco el destino, que se vive a diario dentro de sus barrios. Como bien se sabe estos barrios de la comuna 11, el poblado y el vergel son de sectores donde la delincuencia juvenil prevalece. Gracias a este proyecto y la disposición que estos niños le ponen cada martes y jueves se busca el cambiarle el pensamiento cada vez a más niños y jóvenes, logrando que el mensaje llegue por medio de la música, creando un cambio no solo para ellos sino también para la sociedad.

Esta labor enriquece a los niños y su vez a Billy, quien se siente feliz por la labor que cumple brindándoles tanto de la parte musical como desde la parte personal.  Y aunque la vida le arrebató el poder estar hoy en día de pie, sigue hacia delante cumpliendo su labor como cantante y también ahora como profesor.

Por  Sebastián Gómez Santa y Juan Camilo Galeano / Sala de Periodismo

Post a Comment

3 + 12 =