Follow us on Social Media
Image Alt

“Que se sienta la Feria 60… desde graderías”: Carnaval de Cali Viejo

“Que se sienta la Feria 60… desde graderías”: Carnaval de Cali Viejo

El desfile del Carnaval de Cali Viejo fue un escape a un mundo de colores, criaturas y paisajes que tiene un toque del “Realismo Mágico” de García Márquez.

Había más público que en el día anterior, las filas para entrar se extendían hasta por debajo del puente de la Cra 56 con Autopista, el calor vallecaucano tenía presencia sin el sol: ni tan bochornoso, ni tan frío el clima, estaba “regio”. Posados nuevamente en las graderías de la Autopista Sur, a las 4:00 de la tarde comenzó lo que fue una celebración de diversas culturas colombianas y extranjeras mixtas.

2400 bailarines, músicos y artistas nos regalaron dentro de la Sucursal del Cielo, una imagen pequeña de la costa, del exterior o de alrededor: hubo un pequeño “Carnaval de Barranquilla” con parranda y míticos trajes; vivimos un fragmento del “Día de los Muertos” de México (el cual fue una representación homenaje a la explosión del 7 de Agosto):  personas consumidas por la muerte, catrinas blancas, negras, rojas, fucsias, azules y verdes, y calaveras gigantes saludando con sus manos a la gente y también dieron espacio a las comunidades indígenas y campesinas del sector para que destacaran su talento en el baile, las flores, los trajes y los bailes.

1. Más de 2400 artistas participaron del Carnaval #35 de Cali Viejo, siendo el desfile más importante y antiguo de la Feria de Cali.
Foto: Laura Delgado / El Giro

No sólo había bailarines, aparecieron seres mágicos, criaturas extraordinarias, brujas, animales, “entes” de la naturaleza y paisajes escenificados que comparsaban o se detenían cada siete minutos en las tribunas del kilómetro y medio de la Autopista Suroriental para destacar su amor a la cultura aliada a la música y “al sabor”.

Homenaje a Jovita Feijoo y a Iván Barlaham Montoya.

Regresaron grandes figuras como Jovita Feijoo, el Loco Guerra, Yotecuro, Mi General, Piper Pimienta; también se le rindió homenaje al fallecido Iván Barlaham Montoya (quien interpretó a Jovita desde 1999); todos en carrozas y presentados en grandes cabezas.

Las figuras más importantes de Cali fueron representadas con unas grandes cabezas que llevaban bailarines e instrumentistas.
Fotos Laura Delgado- El Giro

Cada comparsa tenía música diferente: un parrandón vallenato, una salsa, cumbia, sanjuanero, etc., según cual sea la dinámica, las bandas e instrumentistas caminaron vestidos con los colores y atuendos acordes a los momentos más destacables de este carnaval. Fue un espacio para el recuerdo, la alegría y la posteridad: los juegos panamericanos, la explosión del 7 de agosto, las locuras de Jovita Feijoo y la diversidad colombiana fueron secciones importantes dentro del desfile.

Algo sorprendente dentro de este carnaval fue la gran presencia y labor de niños, jóvenes y personas mayores dentro de cada una de las secciones a mostrar, más de 15 fundaciones para la ayuda e inclusión de personas afro, adultos mayores, niños y comunidades indígenas fueron convocadas para que demostraran su talento preparado en todo el 2017 “¿De dónde habrán salido tanto niño talentoso, tanto adulto mayor fuerte y sin miedo?” Era una pregunta que nos rondaba en la cabeza al ver que los que más bailaban y gozaban de este momento eran ellos, coordinados sincronizadamente para dar el giro perfecto, la vuelta y el paso indicado.

Fue un orgullo para la ciudad y para los ciudadanos darnos cuenta de que nuestra cultura y nuestra euforia aun existía en los corazones de cada colombiano.

4. Los jóvenes y niños fueron las personas clave para el éxito de este carnaval.

 

Por otro lado, dentro de las tribunas todo era danza, gritos y fotografías. Los mismos bailarines y personajes no permitieron a nadie sentado o callado, porque como decía aquella “bruja” en el desfile, “el que se quedara quieto se lo llevaba”. Esto, a la mano del desfile de flores por parte del municipio de Piendamó y la música fueron la principal motivación para que las personas lucharan por una foto o movieran sus caderas al ritmo de la Feria.

La interacción entre el público y el desfile fue destacable por sus obsequios, flores y momentos fotográficos.

La interacción entre el público y el desfile fue destacable por sus obsequios, flores y momentos fotográficos.

 

Por: Nathalia Marin y Laura Delgado, reporteras del periódico El Giro Digital

Post a Comment

9 − ocho =