Follow us on Social Media
Image Alt

Líberman Agámez, el ‘king kong’ del voleibol colombiano

Líberman Agámez, el ‘king kong’ del voleibol colombiano

Por Valentina Echeverry Segura

Estudiante de Sala de Periodismo
kin-kongNo es común (o al menos no de todos los días), contar historias que hay detrás de un gran personaje, y más aún, si hablamos del mejor voleibolista de Colombia y uno de los mejores del mundo. Fue una fortuna conocer a Líberman Agámez y escuchar anécdotas contadas por él mismo, en medio de una tarde cálida en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Occidente.

Después de 30 años y con sus 2,08 metros de estatura y 95 kilos de peso, Líberman Agámez es el King Kong del voleibol colombiano. Nació el 15 de febrero de 1985, es un urabaense que creció en el barrio obrero de Apartadó y es una brillante figura del voleibol. Agámez es el mejor voleibolista de Colombia y ha logrado grandes triunfos, entre ellos el record mundial de puntos anotados en un partido con 55 tantos, que obtuvo cuando jugaba en Grecia y que mantuvo durante 7 años.

Aunque muchas personas en su momento no confiaron en él, este colombiano poco a poco fue deslumbrando a las personas con su talento, y a pesar de que estaba algo lejos de Colombia, se fue convirtiendo en uno de los mejores jugadores de voleibol del mundo. En una de sus visitas a Colombia (que son pocas ahora) y en medio de una concentración para uno de los torneos más grandes de voleibol, Líberman, su curioso nombre por ser un hombre libre, (o así lo consideró su padre) habló para El Giro.

¿Por qué le dicen a Líberman Agámez “King Kong”?

Todo se dio por un rival, un central de uno de los mejores equipos de Korea, que siempre que bloqueaba a alguien, se pegaba en el pecho y empezaba a celebrar. Para mí esas cosas son de grandeza y a mí no me gusta eso, por eso empecé a molestarlo y a hacer exactamente lo mismo. Nunca me imaginé que me llegaran a decir así.

¿Es Líberman Agámez todo un “King Kong” dentro de la cancha?

Me gusta jugar fuerte. No me gusta perder. Soy una persona que quiero ganar siempre, nunca me ha gustado el segundo lugar. Si alguna vez noto que una persona es mejor que yo, siempre me propongo: yo quiero ser mejor que él. Y de esta manera he logrado mis triunfos.

¿Trayectoria en el voleibol, su carrera deportiva, cómo ha sido?

Fue muy difícil porque salí a los 17 años de Colombia, estuve en Grecia por primera vez, no tenía a mi familia, estaba solo. Yo soy muy apegado a la familia, porque cada vez que termina el torneo me quiero ir rápido a ver a mi mamá, a mis hermanos, a mi papá; pero hasta ahora he luchado con eso, esto es lo que me está dando trabajo, me está dando de comer a mí, a mi familia y a mucha gente que ayudo.

¿Cómo fueron sus primeros años en Grecia, país donde nace el voleibol?

kin-kong2El entrenador en mi primer equipo era muy estricto y yo le tenía mucho miedo, tenía tan solo 17 años y era mi primera vez allá. Luego conseguí contrato con el Panathinaikos, el mejor equipo de Grecia, y empecé a ver de verdad qué era el voleibol, los fanáticos eran impresionantes, nunca dejaban solo al equipo y por esa gente fue que yo dije: tengo que jugar bien voleibol. Yo no juego por ser el mejor del mundo, nunca lo he pensado así, yo lo hago es para darle la alegría a los fanáticos, porque si uno gana, ellos ganan.

Líberman no solo ha jugado en el voleibol colombiano, sino también en el Europeo y Asiático, ¿Cómo son estas ligas, qué diferencias hay?

En Europa las ligas son difíciles, se encuentran jugadores muy buenos, brasileros, italianos, rusos, poloneses…. Y en Corea es un extranjero por cada equipo, pero los equipos también son muy buenos. Ha sido una trayectoria que le da mucha experiencia a uno y que te hace seguir adelante.

¿Qué eso que diferencia a Líberman Agámez de otros jugadores?

Lo único que tengo para decir, es que yo no me olvidó de donde salí. Yo salí de una familia muy pobre, un barrio que fue muy azotado por la violencia. Por eso, Líberman Agámez es un joven muy humilde, prevalece mucho esta característica, la humildad. Dentro de la cancha, soy muy loco, me gusta estar peleando con todo el mundo y estar fuerte, pero fuera de la cancha sí soy muy tranquilo, me gusta molestar, darle consejos a los muchachos, a los que apenas están empezando. Ese es Líberman Agámez, muchas sonrisas.

¿Cómo fue esa experiencia de Record Mundial de puntos anotados en un partido (55)?

kin-kong3Lesiones. Al otro día no me podía parar. Estábamos jugando contra uno de los mejores equipos, Patras, y pues la emoción, ese estadio lleno, estaba jugando contra uno de los mejores opuestos de la selección Griega y pues él metía puntos, yo metía puntos, y toda la emoción que tenía. Ese era mi reto, si él era mejor que yo, yo tenía que ser mejor que él. Al fin y al cabo, de él aprendí cosas y ahora las hago.

¿A qué se ha debido que no has tenido un proceso consolidado con las selecciones Colombia?

No quisiera hablar de eso. Pero hubo cosas que surgieron en ese momento, era otra organización, otra federación, otros jugadores y en realidad no fue porque yo no quería jugar con la selección, cualquier jugador se sentiría orgulloso de que lo convocaran a una. Pero desafortunadamente cuando me llamaban yo estaba lesionado de la espalda, y en esos momentos tampoco quería estar en la selección hasta que no cambiaran muchas cosas de la federación y hasta que no cambiaran yo no quería volver.

2,08 metros de altura. Característica poco común en los colombianos. ¿Ha tenido experiencias referentes?

No me arrepiento, muy contento de mi estatura, Dios me regaló esto y lo supe aprovechar. Pero si me he golpeado muchas veces al subirme a los buses, a la Ermita, por ejemplo. Yo estudiaba en el INEM y me tocaba montarme agachado. Sin embargo, me encanta montarme a los buses y no tengo problema por eso.

kin-kong4

Post a Comment

dos + 15 =