Follow us on Social Media
Image Alt

Para ser futbolista se necesita más que talento

Para ser futbolista se necesita más que talento

Daniel Giraldo y Juan Fernando Giraldo.

Cuándo a un niño se le pregunta, ¿qué quieres ser cuando seas grande? La mayoría responden: futbolistas. En Colombia, esa es una respuesta que se ha vuelto común, especialmente para aquellos jóvenes que desde corta edad comienzan a patear una pelota de fútbol con el fin de lograr sus sueños, ser jugadores profesionales.

Muchos de estos chicos ven en el ‘deporte rey’ una posibilidad para salir adelante junto a sus familias, las cuales en la mayoría de ocasiones son de escasos recursos económicos. Pero a pesar de eso, al profesionalismo llegan muy pocos y son más los que se quedan en el camino, ya sea por temas futbolísticos, personales o factores que rodean el mundo del fútbol.

Tener talento no es suficiente para llegar a ser un futbolista profesional, es ahí donde los representantes juegan un papel importante. Según lo consultado con uno de ellos, su labor es ser como los abogados para los jugadores, ya que se encargan de asesorar en muchos ámbitos al deportista por ejemplo la parte personal, nutricional, espiritual, emocional y sus criterios deportivos.

Algunos jugadores quieren que los representantes cumplan sus sueños, ven en ellos una guía para seguir adelante en la carrera deportiva. Mientras que del otro lado, existen empresarios que se preocupan porque el futbolista tenga un buen momento para venderlo y lucrarse.

Esta situación ha conllevado a que muchos de los jugadores del balompié nacional tengan que salir al exterior en busca de oportunidades, generando que hoy en día haya un listado de más de 330 futbolistas repartidos en las distintas ligas de 50 países a nivel mundial.

Las historias de jóvenes que han tomado malas decisiones durante su carrera profesional son muchas, esto podría deberse a la poca experiencia que tienen en el mundo del fútbol. Los deseos por ser un futbolista profesional van más allá de pensar cómo lograrlo en el camino. En este punto, los empresarios se convierten en una ayuda que catapulta a los jugadores dentro de la esfera de los sueños vueltos realidad.

Sin embargo, esa realidad se convierte en una pesadilla cuando las cosas no salen como fueron prometidas. Estos son los casos de jugadores que tuvieron malas decisiones en su proceso, y fueron víctimas de personas con intereses propios que no tuvieron en cuenta el sueño de pequeños niños que anhelaban  ser estrellas en el deporte.

Falsas promesas

Jugar en el equipo de los amores es lo que muchos futbolistas desean. Para lograr eso, les toca pasar varios años en extensos procesos formativos, los cuales van desde veedurías, hacer parte de las escuelas satélites o academias para llegar a las categorías inferiores; eso con el fin de algún día integrar y debutar con el plantel profesional.

Juan Fernando Giraldo logró superar todo eso, incluso se dio el lujo de jugar junto a su hermano Daniel Giraldo, quien hace parte del plantel profesional del Deportivo Cali desde hace varios años.

Aunque todo parecía ser color de rosas, la vida le dio un giro de 180 grados al joven futbolista a comienzos del presente año. Un empresario le prometió un futuro en la Major League Soccer, algo que para él era como una oportunidad que no podía dejar escapar, pero al final no todo fue como estaba planeado: “Una persona me llevó a Estados Unidos, me había dicho algo acá antes de ir pero cuando llegué allá las condiciones eran diferentes, entonces en compañía del Deportivo Cali tomé la decisión de regresar al equipo”, aseguró el jugador.

Por confiar en la palabra de otra persona, el caleño de 20 años puso en juego su carrera, “Cuando yo llego allá me encuentro con que es una prueba y no lo que me habían dicho, igual trabajé bien, pero al final el equipo podía tener solo cierta cantidad de jugadores extranjeros. No me definían nada y decidí regresar al país”, manifestó Giraldo.

El Fútbol es un negocio

Futbolista Jerson Zaramá.

En julio de 2015, el sueño de Jerson Zarama se hizo realidad. Fue presentado ante los medios de comunicación como nuevo jugador del Deportivo Cali, aunque todo parecía que iba a ser perfecto, no fue así. De manera inesperada, salió del plantel profesional por “decisión” de la Junta Directiva, poco tiempo después renunció al club ‘verdiblanco’.

Tras lo ocurrido, el futbolista nacido en Pradera siguió con la ilusión de jugar al fútbol, gracias a unos contactos como él menciona, pudo viajar a Portugal para hacer parte del  SociedadeUnião 1º de Dezembro de la tercera división. En este equipo estuvo hasta hace pocos meses antes de que descendieran.

“Este deporte se ha vuelto una mafia, se tienen que hacer varias cosas para cumplir un sueño, en este caso es pagar para poder jugar. Esos son temas que manejan los directivos y los empresarios”, manifestó el jugador cuando se le preguntó sobre su experiencia en Europa, donde además agregó, “uno solo va allá con la mentalidad de jugar y hacer bien la labor dentro de la cancha, para así cumplir el sueño como cualquier otro jugador que anhela salir adelante en esta profesión. Esos temas de dinero y negocios lo deben de resolver ellos”, manifestó.

Sorprendido por lo que le tocó vivenciar en el viejo continente, el lateral le agradece de cierta forma a su empresario por haber sido sincero con él, “en mi caso y gracias a Dios, el representante que me tuvo fue muy transparente conmigo. Lo primero que me dijo era que me fuera a divertir y dar lo mejor de mí, eso lo digo porque a veces no se ve el talento, sino el presupuesto”, concluyó Zarama.

Persistir y no desistir

Las puertas se le empezaron a cerrar, no porque careciera de talento o tuviera un presente poco prometedor, sino por qué no contaba con un representante, el cual le abriera caminos imposibles en el fútbol colombiano.

Eso fue lo que le ocurrió a Camilo Rosero, quien tras jugar en equipos como el Deportivo Cali, Atlético F.C y Universitario de Popayán;  Y vio cómo estuvo cerca de firmar con el Cúcuta Deportivo, Deportivo Pasto o incluso el Independiente Santa Fé, clubes a los que no logró llegar por temas extrafutbolísticos.

Después de esos desaciertos, el día menos pensado recibió la llamada de una agencia de representación europea, la cual mostró interés por contar con él y fue así como iniciando este año viajó rumbo al viejo continente en busca de nuevos horizontes.

El delantero de 23 años lleva menos de cuatro meses en el CD Gerena de la tercera división de España donde se siente muy feliz, “Ha sido una experiencia muy linda y única, tanto para mi carrera profesional como la parte personal”. Además, Camilo consciente de que este tipo de oportunidades hay que aprovecharlas: “Estoy contento y aprovechando esta oportunidad al máximo, el torneo de acá es sumamente complicado, ya que hay muchos equipos y solo cuatro pueden ascender y además, el nivel es altísimo”, comentó.

En los relatos de estos tres jóvenes se cruzan la inexperiencia, el egoísmo, malas decisiones, sueños a realizar y mucho amor por el fútbol.

Cuando los niños responden, ¿Qué quieres ser cuando seas grande? Se proyectan a sí mismos como los grandes futbolistas.

Sus héroes no son de los que salvan damiselas al final del día, sino el jugador que anota el gol al último minuto cuando todo se ha perdido y solo un milagro salvaría el campeonato.

Un estadio coreando su nombre. Son sueños llenos de pasión y fortuna.

La misma fortuna que interesa a la “mafia del fútbol” que mencionaba Jerson Zarama, donde hay personas pensando en el negocio, el lucro de sus bolsillos, el éxito de una empresa, el funcionamiento de un mercado. Dejando relegado en un rincón con pocas salidas al jugador que de chico soñaba con ser el héroe de su historia.

 

Datos

  • Entre Enero y Septiembre del 2016, en Colombia fueron exportados 1.223 jugadores al exterior.
  • Colombia es el noveno país en el mundo en exportación de jugadores
  • Fifa Global Market Transfer Report 2018, e reveló que el país tuvo un crecimiento de 9,7% en el envío de jugadores con un monto de 352 deportistas.

 

Por: Sebastián Cobo  y Carlos Barona / Sala de Periodismo

 

 

Comment(1)

  • andres

    18 diciembre, 2018

    triste realidad, conozco muchos jovenes del distrito que jugaron en el boca juniors de cali y hasta en la seleccion valle, y para poder jugar en un equipo profesional los empresarios les pedian plata para ponerlos a jugar.

Post a Comment

dos − dos =