Síganos en redes sociales
Image Alt

Informe Especial

Tres credos, tres padrenuestros y tres avemarías debía repetir el niño Edilberto cada vez que volviera a ver a sus tíos y su papá. Esa fue la recomendación que le había dado el sacerdote de la iglesia a Gladys y resultó siendo