Follow us on Social Media
Image Alt

¡Movete, caleño, movete!

¡Movete, caleño, movete!

cesar-roldan

Por César Roldan
Estudiante de Sala de Periodismo

Cali, ciudad de paisajes, gente baca­na, de salsa, aborrajados, tamales, champús y cholados. Un lugar donde se impone un cerro con tres cruces y un Cristo abre sus brazos para dar­nos la bienvenida a esta sultana de hermosas mujeres y hombres que tu­vieron la ciudad más cívica del país en aquel momento cuando los Juegos Panamericanos llegaron a alegrar nuestro Valle del Cauca en 1971, con 3000 personas de 32 países.

Y es que cuesta trabajo asimilar la actualidad de nuestra ciudad, donde las calles se convirtieron en estan­tes de basura, el respeto como códi­go primario desapareció y la pobreza mental, traducida en falta de iden­tidad, nos carcome. Muchos culpan a las 17.097 personas desplazadas que llegaron el año pasado y las que siguen llegando, que ven a la ciu­dad como un lugar atractivo a pesar de su 11,7% de tasa de desempleo. Otros quieren replicar la cultura narco que le causó a nuestra región tanto daño, basada en una econo­mía ficticia y engañosa que nos ha estigmatizado por varias décadas. También buscamos el culpable en la falta de espacios educativos y cultu­rales que no se limiten solamente al séptimo arte o a la rumba en las di­ferentes zonas rosas, donde hay que decir que la salsa, ritmo insignia de nuestro pasado, ha sido relegado por diferentes melodías que traen consi­go otras prácticas culturales que nos hacen ir olvidando nuestras raíces.

Tampoco es un misterio que nues­tras administraciones han dejado todo que desear y mucho por hacer, como se refleja en el déficit fiscal acumulado del Departamento en 2012, que fue de 11.000 millones de pesos y que el año pasado, de acuer­do con cifras publicadas por el diario El País, asciende a 12.074 millones, es decir que la falta de astucia de los vallecaucanos para elegir sus gober­nantes ha salido bastante costosa.

Fuimos nuevamente el centro de las miradas a nivel mundial con los juegos del año 2013, que trajeron más de 4000 turistas, dejaron óp­timos escenarios deportivos y 4500 millones de pesos solo en boletería. Eventos como este son una especie de catapulta para el departamento cuando se piensa en el desarrollo de su comunidad. Este año se llevarán a cabo eventos como el Mundial de Atletismo, de Patinaje Artístico y la Copa Mundo de Pista.

El Valle ha dado al mundo exce­lentes deportistas y ha hecho la dife­rencia en muchos campos, pero sus ciudadanos deben actuar de una buena vez rescatando sus tradicio­nes, cuidando los espacios urbanos y dejando de comportarse como sim­ples turistas en su propio parche.

Post a Comment

seis + dieciocho =