Síganos en redes sociales
Image Alt

Estas son las nuevas tendencias de moda a favor de la sostenibilidad y la inclusión

Estas son las nuevas tendencias de moda a favor de la sostenibilidad y la inclusión

Congreso Internacional de Moda Ética.

 
Por: Daniela González Llanos/ Reportera de El Giro
 
Esta semana Cali fue sede del tercer Congreso Internacional de Moda Ética, donde diferentes especialistas abordaron la moda desde diferentes perspectivas, destacando la conciencia, la investigación y la sostenibilidad de este campo teniendo en cuenta el cuidado y la situación actual del medio ambiente.
 
Clara Serna, diseñadora y activista de moda ética desde hace tres décadas, y  quien también ha sido profesora, afirmó que los diseñadores deberían hacer más productos a mano, despuntar, hacer bordados en máquina y suprimir una costura en un traje, ya que esto genera mucho consumo de energía.
 
Igualmente, Serna señaló la importancia que debe tener para los artistas de las telas el hecho de investigar, ya que a raíz de esto se puede innovar o crear para el mercado. En su intervención también destacó que los nuevos diseñadores debían tener en cuenta qué pasaba con los productos cuando dejaban de ser útiles para los consumidores, por lo que aconsejaba migrar hacia la moda circular, una tendencia donde se pueden reciclar las prendas y con ello hacer unas nuevas, recurriendo a la sostenibilidad que necesita el mundo en este momento.
 
Esta reconocida diseñadora contó que durante su época como docente le inculcaba a sus estudiantes formación ambiental. Les ponía hacer prendas con productos reciclables porque para ella todo sirve” y el hecho de reciclar hace que sea todo un reto para la persona.
El uso de pieles en prendas se ha triplicado desde el 2011”, Catalina Robayo
 
Serna también resaltó la importancia que en la actualidad se deban hacer pequeñas producciones, ya que los clientes quieren que lo que ellos utilizan no lo tenga nadie más, que sean artículos muy individuales, casi personalizados, por lo que si se recicla, se puede utilizar esta técnica, ya que los productos reciclados no pueden conseguirse en grandes cantidades con iguales características.
 
La actriz Catherine Mira y el empresario Diego Fernando Llanos hicieron referencia a la necesidad de tomar conciencia sobre lo dañina que es la moda con el medio ambiente e ir cambiando ciertos hábitos, entre los que se encuentran dejar de usar tantos químicos en las prendas, ya que para esto se contaminan muchos litros de agua, igual ocurre con los tintes sintéticos para las prendas, los cuales también están cargados de químicos y contaminan el vital líquido.
 
Catherine mencionaba que desde el inicio de la cadena productiva para hacer una prenda, como en  el cultivo del algodón había inconvenientes dado que se usaban pesticidas los cuales podían llegar a ser cancerígenos; en la producción, el uso de los ya mencionados tintes y químicos; en la distribución, la energía consumida en mover barcos y camiones llenos de ropa que los consumidores no se ponían muchas veces y terminaban siendo almacenadas o desechadas al poco tiempo.
 
Tanto Mora como Llanos hicieron referencia al consumo responsable de las prendas y mencionaban la campaña Détox de Greenpeace, en la que grandes marcas mundiales se han unido para no contaminar el agua.
 
Además, afirmaban que era importante que los consumidores se informaran respecto a las marcas que compraban y cómo éstas hacían los productos, dado que los consumidores son los que generan mercado y si estos están informados probablemente no compraran prendas con la que se afecten los recursos de la tierra.
Se necesitan entre 5.000 y 10.000 litros de agua para hacer una camisa o un jean”, Diego Llanos
 
Catalina Robayo, presentadora y activista defensora de los derechos de los animales, mencionó que algunas marcas ya no testean en animales y otras  han dejado de utilizar pieles, muchos han optado por lo sintético.
 
En este encuentro, los expertos resaltaron la importancia de hacer negocios de alquiler de trajes, dejando atrás la idea de que un traje que no se compra no da el mismo status, ya que las grandes personalidades van a reconocidas alfombras rojas con trajes alquilados; Sin embargo, en Colombia, en alguno casos, los trajes alquilados son más costosos que uno nuevo.
 
Adicionalmente, Karen Rondon, bloguera de moda caleña, destaca la importancia de pasar del fast fashion, una técnica que utilizan grandes marcas, donde venden sus productos a bajos precios, hechas muy rápido, al ‘slow fashion’ (moda sostenible), una tendencia donde se consumen diferentes prendas hechas de manera sustentable, en la que se busca una producción mucho más lenta, generalmente comprar ropa artesanal local con materiales que no afectan al medio ambiente.
Según expertos, los suavizantes de ropa son hechos del 99% de grasa animal.
 
La moda no solo ha transformado en la manera de fabricarlas prendas, también en los últimos años ha introducido nuevos modelos que está fuera de los estándares comunes, tal es el caso de Katherine Prado, una psicóloga que pudo llegar a ser modelo después de quedar en situación de discapacidad tras ser víctima de violencia de género. Igual, Yinis de Jesús Polo, un joven comunicador social del caribe, quien perdió una extremidad superior y también participó junto a Katherine en el calendario que hace Guio Domínguez, quien ha incluido a personas diversas en su labor como diseñador.
 
Alina Van Eickelen, una bloguera de moda resaltaba la inclusión de ropa para personas plus size, que ahora tienen un espacio en las pasarelas, algo que no era pensado hasta hace unos años, además se han incluido personas de diferentes nacionalidades, razas y condiciones.

Escribir un comentario

diecinueve + siete =