Follow us on Social Media
Image Alt

¿Cómo saber si lo tienen en la ‘friendzone’?

¿Cómo saber si lo tienen en la ‘friendzone’?

Por Hanner Alfonso Asprilla Cajigas y Nathalia Acosta Salazar / El Giro

 

a

 

Has pasado toda la semana pensando en la cita que tienes hoy en la noche con ella. Aunque hace tiempo que te gusta, sólo son amigos y te causa algo de intriga lo que ha quedado de contarte, por lo cual, asumes que siente lo mismo que tú. Limpias tus zapatos, planchas la camisa, usas tu mejor loción y pides dinero extra, en conclusión, sales con tu mejor pinta. Llegas a tiempo al restaurante, y allí esta ella sentada, la saludas con un beso en la mejilla y después de un par de minutos decide contarte lo que tantas ganas tenía de decirte: he conocido un chico atractivo, y pues quiero que tú, como mi mejor amigo, le des el visto bueno. Y  ahí está, queridísimo amigo, el tiquete de bienvenida a la friendzone.

Actualmente, en la cultura popular juvenil se ha acuñado un término que describe ese increíble momento de desazón, y no podría ser más que la tan llamada “Friendzone”. Por muy doloroso y risible que suene, esta expresión caracteriza a aquellas personas que tienen sentimientos amorosos hacia otra pero infortunadamente la otra persona sólo lo ve como un amigo, o inclusive en muchas ocasiones como el mejor amigo.

Esto fue precisamente lo que le sucedió a Rafael Noguera, un estudiante de Cine, quien por mucho tiempo demostró su afecto hacia una de sus amigas pero no fue correspondido. Por lo cual,  él expresa que: “Me dejaron en la friendzone dos años y medio y pues es una sensación refétida.”

Si bien, el boom que popularizó este anglicismo nació el 3 de noviembre de 1994 en el episodio llamado “The one with the blackout” de la famosa serie de televisión estadounidense, “Friends”. Desde entonces, se le adjudicó un nombre a esa dimensión psicológica que siempre ha existido y que por fin brillaría con luz propia pero donde los sentimientos son aplastados, la temida Friendzone.

De esta manera, los factores socioculturales y roles establecidos a través de los años, han influenciado la manera que tienen los hombres y las mujeres a comportarse frente a la amistad y el amor, categorizando de manera distinta las diferentes formas y manifestaciones de afecto.

Javier Vélez,  psicólogo de la Universidad Autónoma de Occidente de Cali, asegura que este fenómeno es más frecuente en los hombres debido a que hay un factor sociocultural que se ha marcado históricamente, y es que el hombre es el que debe de dar el primer paso para iniciar una relación sentimental, siendo esta una de las razones por las cuales la Friendzone se da masivamente en el ser masculino.

Un caso peculiar lo vivió el joven Camilo Collazos, quien asegura que: “Una vez me dejaron en la Friendzone porque ella prefería estar en los caminos de Dios y fue bastante doloroso, la verdad, ha sido de esas experiencias que a uno no le gustaría repetir porque efectivamente uno se mete en el cuento de que le gusta mucho esa persona y se vuelve bobo”.

Por lo tanto este fenómeno cultural se da por medio del apego y simpatía que se forma con el pasar del tiempo entre dos personas, esto debido a la compatibilidad en cuanto a gustos, carácter, personalidad y formas de ver la vida, por lo cual, se asume que puede ser la persona correcta debido a la capacidad que tiene el ser humano de crear expectativas con su entorno y las personas que lo rodean.

Del mismo modo, Yuri García, estudiante de Administración Ambiental de la Universidad Distrital de Bogotá dice que: “Yo he dejado y me han dejado…es una situación difícil cuando te dejan porque estás en un momento como de que yo te quiero pero no pudo estar cerca de ti…pero con el tiempo uno va superando todo”.

Situaciones como estas son las que la mayoría de jóvenes han tenido que enfrentar alguna vez. Es por esto que el psicólogo Javier Vélez afirma que estadísticamente los hombres han tenido la peor suerte en una posible relación, ya que el 70% de ellos ha estado en esta situación, y tan sólo el 30% de las mujeres lo han vivido. Pero el sexo masculino no solamente se ha acostumbrado a una desdicha amorosa, sino que también se han relacionado con frases típicas como: “Eres como un hermano para mí”, “Ella nunca se fijará en tí” y la más cruel de todas “Te quiero pero solo como un amigo”.

Según la página web ´El Definido´, por muy raro que suene, la Friendzone es atribuida a un factor científico llamado principio de Bateman, el cual consiste en la capacidad reproductiva ilimitada que tienen los machos para ostentar un gran número de espermatozoides, por el contrario, la capacidad limitada de las hembras para engendrar óvulos les da potestad para ser selectivas y así escoger al macho con el que formarán una relación. Aunque el término sea adjudicado al siglo XX, la tendencia de la mujer a escoger al hombre correcto siempre ha existido, a pesar de que haya otros que la asechen.

Por esta razón, la estudiante de Publicidad de la Universidad Autónoma de Cali, Dahiana Mora, manifiesta que: “Si hubo una persona a la cual dejé en la Friendzone y después nos hicimos muy, muy buenos amigos, de hecho, ahorita es mi mejor amigo pero de hecho no sé, siento que las cosas son como de química y si no funciona la química no hay feelling”.

Durante los últimos años, el término se ha trasladado a las redes sociales donde los memes se han viralizado como principal consecuencia del Efecto Friendzone, propiciando así, el bullying. Por lo cual, la antropóloga María del Carmen Muñoz explica que esto se debe a la presión psicológica que ejercen los amigos frente al rechazo inesperado en una situación amorosa. “Cuando hay una respuesta negativa, es cuando más se presenta el bullying porque queda como en ridículo la persona, y frente a esto nace el miedo a expresar los sentimientos”.

Cuando se viven estas atípicas situaciones es porque realmente te encuentras en la Friendzone. Sin embargo, no todo es malo queridísimo amigo, así como te dimos la bienvenida, también te recomendaremos cómo salir de ella.  ¿Y sabes que es lo que te hace falta? un buen cambio de look y una buena actitud. Así que ahora, ve de nuevo por tu mejor pinta,  pero esta vez asegúrate de impresionarte a tí mismo para luego impresionar a los demás.

Post a Comment

cinco × 3 =