Follow us on Social Media
Image Alt

Emprendimiento en parejas: ¿éxito o fracaso?

Emprendimiento en parejas: ¿éxito o fracaso?

Para dos jóvenes universitarios de 24 y 22 años, el mes de mayo tiene un significado muy especial. Algunos pensarán que es por el Día de la Madre, pero  en esta fecha  Isabella y Juan Camilo también celebrarán el primer aniversario de su empresa Hortensias Santísimo. Celebrarán un año desde que decidieron darle una dimensión distinta a su relación: además de novios, se volvieron socios que le apostaron a brindar un toque de felicidad a las personas, una manera de celebrar o conmemorar a los seres queridos, con estas exuberantes flores.

“Es como un hijo. Es inevitable salir a comer y no hablar del trabajo, siempre estamos metidos en Santísimo todo el tiempo, aún en los momentos de la relación.” De esta manera Isabella sintetiza lo que es tener una empresa con la pareja. Se vuelve aún más complejo cuando ambos socios y novios son menores de 25 y todavía están definiendo lo que quieren en el amor, la vida, y por supuesto, los negocios.

Tendencia entre los enamorados

En Colombia, el 20% de los jóvenes entre 18-24 años  están en un proceso de emprendimiento, según las últimas cifras del GEM (Global Entrepeneurship Monitor). No hay cifras oficiales acerca de qué porcentaje decide asumir el reto con su pareja sentimental, pero en Cali es una tendencia que se está haciendo notar en las universidades y centros educativos. Así lo confirmó Luis Miguel Perafan, emprendedor y docente del CIEE (Centro Institucional de Emprendimiento Empresarial) de la Universidad Autónoma de Occidente. “Veo proyectos en pareja unos cuatro o cinco por semestre. Me parece un porcentaje normal teniendo en cuenta que es una etapa de la vida donde los proyectos personales casi siempre se desarrollan con la persona de mayor confianza y con la que pasan mayor cantidad de tiempo, y esa persona es la pareja.”

 

Fortaleciendo lazos y volviendo a las raíces

No hay garantías de éxito -ni en el amor ni en los negocios-, pero lo cierto es que cuando las empresas de jóvenes en pareja funcionan, pueden darle un nuevo aire a la relación. Para la psicóloga Fanny Bravo, “es importante iniciar confiando en las propias capacidades la confianza suficiente para tener claro que se trata de un proyecto de pareja que fortalecerá tanto la relación sentimental como el aumento del patrimonio y por ende una mejor calidad de vida”.

Daniel Vargas es un joven caleño, egresado de Administración de empresas, quien tuvo su primer acercamiento al emprendimiento gracias su novia de hace tres años, Laura Haddad. La familia de ella es de ascendencia libanesa y su abuela le había enseñado a preparar todos los platos tradicionales que acompañaron su infancia. “Antes de empezar la relación con Daniel, yo tuve la idea y me pareció muy buena pero nunca me decidí a hacerlo, ya al entrar a la universidad y conocer a Daniel le compartí la idea, le gustó y empezamos el emprendimiento.” Se dieron cuenta que existía una demanda real por esta comida y en noviembre del año pasado decidieron consolidar su empresa seriamente. Para ellos, un beneficio inesperado fue que la comunicación entre ellos mejoró inmediatamente, y empezaron a apoyarse mucho más el uno al otro. 

La realidad en pareja de la mano con la realidad virtual

En el caso de ‘Ninus Design and Technology’ una emprendimiento de realidad virtual, que nació hace 4 años con el apoyo de  ‘Campus nova’, el centro de emprendimiento de la Universidad Javeriana, los beneficios no fueron tan claros al inicio. Sus creadores fueron Lina Espinosa, estudiante de último semestre de Diseño Industrial, y Camilo Barco, estudiante de octavo semestre de Ingeniería Eléctrica. “Al principio no sabíamos diferenciar entre los momentos de discusión de ‘Ninus’ y los de nuestra intimidad. Fue una de las cosas más duras de lograr, pero con el acompañamiento que nos brindaron en campus nova pudimos entender que nuestra idea de negocio siempre iba a estar por encima de nuestra relación. Entonces  desde el inicio tuvimos claridad de en qué nos estábamos metiendo”, afirma Lina.

El caso de Ninus Design & Technology permite entender la relevancia de un acompañamiento inicial por parte de expertos. Víctor David Velásquez, Docente del CIEE y empresario, resalta un aspecto clave a tener en cuenta cuando el emprendimiento es en parejas. El experto dice que lo primero que hay que hacer es mirar si tienen visiones compartidas sobre el futuro del negocio y en su rol como parejas.

Es importante resaltar que hay una diferencia, por lo menos legal, entre emprender como novios y emprender como esposos o personas que conviven en unión libre. Juan David Bautista, especialista en Derecho Comercial, lo sintetiza de la siguiente manera “La unión marital tiene vocación de perpetuidad, algo que no tiene el noviazgo. Entre los novios, por el hecho de su afecto, no existe ninguna sociedad, el patrimonio es de cada cual, y al terminar entonces, no hay razón para dividir los bienes de ninguno.” Es decir, si llegara a finalizar la relación, en caso de no haber formalizado la sociedad ante la ley, se debe acudir a la demanda judicial para repartir los bienes. Para evitar esta situación, vea los tips del experto en el recuadro para los novios emprendedores.

Dejar las cosas claras desde el principio es importante al momento de iniciar de emprendimiento con la pareja sentimental, pero no garantiza un camino sin tropiezos. Siempre van a existir diferencias y momentos en los que no van estar alineados en los mismos horizontes. “La primera pelea de nosotros fue por un producto que queríamos lanzar al mercado, se trataban de los primeros visores de realidad virtual que fabricamos. El dilema estuvo en que yo consideraba que el producto estaba listo, pero Lina no, ella decía que no estaba perfecto y que todavía le faltaban muchas cosas.  No fue fácil convencerla, tuvimos que acudir nuevamente al centro de emprendimiento y ahí nos dieron más consejos y una frase que nos abrió la mente a ambos, especialmente a ella: Es mejor terminado que perfecto”, afirmó Camilo.

Un reto que vale la pena

Para la psicóloga Fanny Bravo “Es posible tener una relación tranquila y sin problemas llevando a cabo una idea de emprendimiento, siempre y cuando hayan acuerdos claros, es importante que las dos personas confíen en las capacidades de cada uno, y que además tomen la confianza suficiente para tener claro que se trata de un proyecto de pareja que fortalecerá tanto la relación sentimental como el aumento del patrimonio y por ende una mejor calidad de vida para ambos”.

El consejo de Lina, la joven de ‘Ninus Design and Technology’, “es que si deciden empezar una idea de emprendimiento con la pareja, es porque en verdad les apasiona la idea. Si van hacer algo juntos es porque de verdad se complementan, en cuanto a conocimiento e ideales de vida”. Su novio Carlos recomienda: ”Dejar todo muy claro desde el principio y dedicar el mismo  tiempo  a la relación como al emprendimiento. Ninguna de las dos cosas  pueden dejar de ser importantes, las dos deben ser prioridad”.

Para Isabella y Juan Camilo, de Hortensias Santísimo, está claro que desean afrontar el delicado balance entre amor y negocios por un largo tiempo. A pesar de de todas las exigencias de la vida diaria como universidad, deporte, familia y trabajo le apuestan a este proyecto y tienen claro sus metas. “Nos proyectamos como pareja a durar toda la vida y pasar por todos los obstáculos juntos. Como empresa aspiramos a ser conocidos nacionalmente, con tiendas en cada ciudad y un cultivo de flores propio.” enfatiza Juan Camilo.

Las relaciones pueden tener sus altibajos, al igual que el emprendimiento, pero lo cierto es que la experiencia de construir algo tangible con la pareja y volverlo realidad a punta de esfuerzo, enseña más sobre la relación y la compatibilidad que mil salidas románticas. “ Tiene que haber mucha perseverancia y uno se va a caer muchas veces, y esto es un camino, que sea en pareja o no, vas a aprender algo nuevo. Es mejor estar de a dos que estar solo, es grato crecer con alguien a la vez”, dice Daniel, de Dalah Cocina árabe con una gran sonrisa que demuestra que para él, emprender en pareja ha valido la pena.

 

Dalah Cocina Árabe

Pareja que construyó Dalah Cocina Árabe.

 

¿De qué se trata?: Exquisitos platos orientales con un toque único, disponibles para eventos o para pedir a domicilio.

Tiempo del emprendimiento: 7 meses

Tiempo de la relación: 4 años

Fortalezas de la relación: Laura es organizada y experta en la cocina. Daniel tiene facilidad en mercadeo y relacionarse con clientes.

Debilidades de la relación: Daniel es muy fresco y desorganizado, Laura puede ser impulsiva

 

 

 

 

‘Ninus design and technology’

Creadores de ‘Nninus design and technology’

 

¿De qué se trata?: Propone soluciones de base tecnológica y de diseño para Latinoamérica permitiendo que los clientes lleguen de una manera acertada a su público a través de la Realidad Virtual y los contenidos de 360 grados

Tiempo del emprendimiento: 4 años

Tiempo de la relación: 6 años

Fortalezas de la relación: Carlos tiene ideas locas que Lina pule como un diamante.

Debilidades de la relación: Lina es perfeccionista. Carlos es muy mecánico al momento de hacer las cosas.

 

 

Hortensias Santísimo

Creadores de Hortensias Santísimo

 

¿De qué se trata?: Arreglos florales para cualquier ocasión, perfectos para celebrar o expresarle amor a esas personas especiales en nuestra vida.

Tiempo del emprendimiento: 1 año

Tiempo de la relación: 2 años

Fortalezas de la relación: Incansables, dispuestos a trabajar en cualquier aspecto del negocio para sacarlo adelante, buena comunicación.

Debilidades de la relación: Falta de orden y tiempo, separar los tiempos de pareja y de relación.

 

 

Por  Juliana Bastidas y Luis Mario Sanchez

Estudiantes de Sala de Periodismo

Post a Comment

ocho − seis =