Síganos en redes sociales
Image Alt

¿Redes sociales o sexuales?

¿Redes sociales o sexuales?

A propósito de la llegada masiva de la tecnología, la invasión inminente de la internet y, la diversificación que por estos días mutan las diferentes redes sociales, quisimos dejar de lado cualquier tipo de tabú, e identificar el valor que tiene la sexualidad en estos espacios y, el por qué se le atribuye el fenómeno desencadenado de la pornografía en la red.

Si bien es cierto que las redes sociales se han postulado como una herramienta de comunicación para la sociedad contemporánea y, hoy en día facilita la interacción de millones de personas en el mundo, pese a de estar a miles de kilómetros de distancia, no se puede desconocer el impacto de su uso, ni la discusión que se teje alrededor de ellas, por la influencia que incide en la construcción de la personalidad e identidad, de los individuos como integrantes de una sociedad.

En este contexto inmediato y, que se ha llevado a la tendencia de lo hipersexualizado, las relaciones personales a través de la red, cada día son exigentes y demandan de los jóvenes y parte de los adultos, habilidades y destrezas propias de la sexualidad y los actos que ella comprende. Al punto que se dice que el amor se ha convertido en un asunto meramente sentimental, y el sexo se soslayó como una actividad lúdica, de exposición mediática.

Al indagar, se puedo identificar que en diferentes perfiles, las actividades sexuales en redes sociales como Twitter, se han convertido en una tendencia ineludible. Van desde citas clandestinas hasta encuentros sexuales que no discriminan edad, ni género. La práctica es tan popular, a tal punto que tienen identificados espacios urbanos y privados, para materializar lo que por redes conversan.

Como consecuencia de esto, y la viralización que los encuentros han tenido en las diversas redes sociales, la administración de algunos centros comerciales en la ciudad de Cali, han tomado iniciativas para combatirlos, dado de que los baños al interior de estos recintos, se postulan como el lugar idóneo para dicha práctica.

Pero ¿Qué hace de la sexualidad un tema de exhibición y difusión en las redes sociales?

Alexandra Estrada, profesional en Psicología de la Universidad de La Salle, considera que “Las personas ya no se relacionan como lo hacían tradicionalmente, el tú a tú desapareció, y ahora hablamos de la adopción de un modelo común que supone la interacción personal en la era virtual, donde además, se han generado dependencias a la aceptación por medio de la red, el auto engaño y las fantasías”.

Lo complejo de esto comienza cuando el fenómeno de la pornografía deja sus linderos y se convierte en una problemática omnipresente, que arrasa y amenaza con ser un contenido indiscriminado para los usuarios en la redes.

“Estamos hablando de una poderosa industria, que si bien supone ganancias de cara a un mercado que consume y paga por ello, también se podría asociar al campo especifico de las redes sociales y, el auge que estas han tenido en los últimos años”, añadió Estrada.

Aquí, cabe precisar que, entre las disímiles tendencias que han surgido alrededor de las prácticas relacionadas con el sexo y la internet, aparece el denominado Sexting, el cual se define como el envío de mensajes, fotos o videos a través de medios electrónicos, que a su vez, desencadenan la exposición de material íntimo en la web.

Pero, el sexting no es exclusiva de unos cuantos, si bien puede resultar más popular entre los adolescentes, las parejas jóvenes mayores también lo practican. De acuerdo con la encuesta ‘Citas digitales’ realizada por Mashable, el 17.5% de los encuestados solteros afirmó haber enviado y recibido mensajes, los comprometidos un 25.5% y los casados un 9.2%. Pero resulta alarmante que cada vez empieza a replicarse entre la población adolescente, para quienes resulta “algo normal y de moda”.

Concepto que en andamiaje con las redes sociales, resulta ser una actividad de adrenalina y excitación para la sociedad de nuestros días.

Frente a esto, @GatoGeek, Community Manager y Bloguero, supone que el contenido sexual en las redes sociales es cada vez más abundante y, que es gracias a la facilidad para capturar imágenes y videos con el celular para subirlos a la red, que se ha venido popularizado en los últimos años dicha práctica.

¿Qué es lo que piensan las nuevas generaciones acerca de estas prácticas?

Catalina López Londoño, estudiante de noveno semestre de Comunicación Social y Periodismo, considera que “la sexualidad se ha convertido en un tema exhibición, porque la sociedad cree que entre más masivo se vuelva la exposición del cuerpo y la reproducción de sus gustos y preferencias, van a generar más polémica en el público, lo cual desencadena que las redes se conviertan en el escenario idóneo para la publicación de material pornográfico”.

Con referencia a esto, Michelle Arteaga Bryon, una joven universitaria, considera que “actualmente no existe un control efectivo de la pornografía a través de las redes sociales, a pesar de que algunas imágenes sean retiradas, en el momento de subirlas a la red no se puede regular el número de personas y el rango de edad que verán estas publicaciones antes de ser censuradas”.

Por su parte, Juan Fernando Zurita piensa que cada quien es libre de usar las redes sociales con los fines que desee “con tal de no hacerle daño a otra persona todo está bien. Usarlas para tener encuentros sexuales tampoco tiene nada de malo, hay redes sociales como Grindr y Tinder, que son para esta clase de encuentros y el usarlas no te va mandar al infierno por pecador, todo está en saber proteger tus datos. Con estas aplicaciones o redes se debe de tener mucho cuidado, hay gente que las usan con fines negativos y con la única intención de causar mal a otros”.

Dado este panorama, y lo que demuestran el contenido que a diario se exhibe en las diferentes plataformas, pareciera que el sexting, y los encuentros sexuales se han convertido en algo tan natural como el cortejo y la interacción de las relaciones entre adolescentes y gran parte de los adultos.

Ante esto y desde el campo de la sicología, Alexandra Estrada supone que el comportamiento que tienen estas personas obedece a múltiples causas, esto debido a que puede haber disfunciones o parafilias, que se traducen en desviaciones sexuales que acarrean esa necesidad de aceptación y aprobación por baja autoestima.

“Al exhibir este tipo de material, es posible inferir que la persona en su inconsciente reclama algún tipo de aprobación por medio sexual, muchas veces esta situación donde ya no se diferencia entre lo íntimo, lo privado y lo público, terminan por ser una alteración individual de la realidad, en donde se ratifican las dependencias que llenan muchas veces los vacíos emocionales; es por esto que duchas personas necesitan proximidades con otros, así sea por un medio virtual”, precisó Alexandra.

El uso de las redes sociales llega en la época de la revolución digital y ha propiciado en las diferentes sociedades un sin número de reacciones que suponen preguntas con respecto a su funcionalidad. Lo cierto es que, como una herramienta de comunicación, resulta pertinente por que permea a casi todo, si no es parcial, al mundo en general.Por otra parte, la utilización de estas con fines sexuales, deja en entre dicho el verdadero uso de estas.

Usted decide, ¿red social o sexual?

 

Por John Jairo Moldón  y Juliana Grajales

Estudiantes de Sala de Periodismo

Escribir un comentario

11 − siete =